Categories Menu

Publicado por el 31 08, 2015 en Herboristería | sin comentarios

Acerola

Acerola-Jônatas Cunha, bajo licencia de Creative Commons

Su utilización se basa en su alto contenido en vitamina C, pero también contiene carotenoides y bioflavonoides, que le otorgan gran valor nutritivo y propiedades antioxidantes. 

La vitamina C es necesaria para una amplia gama de funciones biológicas debido a su carácter químico reductor. Actúa como antioxidante protegiendo contra radicales libres, en conjunción con la vitamina E, a la que puede contribuir en parte a regenerar.

Una de sus funciones principales es participar en la síntesis del colágeno, que es una de las proteínas estructurales más abundante. El colágeno está distribuido especialmente en la piel, los huesos, los cartílagos y el tejido conjuntivo.

También participa en la síntesis de noradrenalina de las glándulas suprarrenales, paso esencial para la respuesta aguda al estrés y la alarma.

Podemos resumir las funciones de la vitamina C en:

 Formación de colágeno

 Formación de huesos y dientes

 Formación de glóbulos rojos

 Favorece la resistencia a las infecciones

 Favorece la absorción de hierro

 Interviene en la síntesis de corticoides

 Acción antioxidante.

 

TITULARES DEL ARTÍCULO APARECIDO EN EL MUNDO SALUD EL DÍA 8 DE MARZO DE 2004

“Prevención. Cóctel de Equinácea, Própolis y Vitamina C contra el catarro” 

“Un estudio demostró que este cóctel disminuía la duración de los procesos respiratorios superiores por un lado, y por otro, prevenía la aparición de los mismos. 

Las necesidades de micronutrientes (vitaminas y minerales) están aumentadas en la infancia. Estos micronutrientes estimulan el sistema inmunitario, actuando algunos de ellos como antioxidantes, por lo que protegen las membranas celulares del deterioro al eliminar los radicales libres del organismo”.

 

Este cóctel y con aún más ingredientes, lo tienes en Nodijal.

La acerola es también el único ingrediente de Cerol C y está presente en Yo les cuido, Yo respiro, Bropul y Bropulín.

Foto: Acerola, de Jônatas Cunha, bajo licencia de Creative Commons

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *