Categories Menu

Publicado por el 27 10, 2015 en Salud | 2 comentarios

Huesos y articulaciones: complementos alimenticios

 

Huesos y articulaciones

 

LAS ENFERMEDADES REUMÁTICAS

 

El padecer una enfermedad reumática va a suponer una clara disminución de la calidad de vida, por la aparición de dolor y por la pérdida de autonomía para las actividades de la vida cotidiana.

Médico mirando una radiografía

La primera causa de dolor en España es el de origen osteoarticular o musculoesquelético y supone el 10% de las consultas al médico de atención primaria.

Los problemas reumáticos más frecuentes del aparato locomotor son: el desgaste por el uso y la degeneración por la edad de las articulaciones (artrosis); la inflamación de articulaciones (artritis) y la descalcificación del esqueleto (osteoporosis).

Hay otro grupo de patología del aparato locomotor que no es de origen reumático, sino que corresponde a problemas agudos, como son las contracturas musculares, la fatiga muscular (frecuente en el deportista) o la inflamación o rotura fibrilar de tendones y ligamentos (tendinitis, esguinces).

 

Artrosis

Es el problema articular más frecuente en los países desarrollados. Se calcula que más del 70% de los españoles de más de 50 años tienen signos radiológicos de artrosis en alguna localización.

La artrosis es la resultante del desequilibrio entre la síntesis y la degradación del cartílago articular (el que recubre los extremos de los huesos que forman la articulación), predominando la destrucción del cartílago. Existe una inflamación crónica de la articulación. Y se acompaña de aumento de radicales libres a nivel articular.

Artrosis

 

Existen unos factores de riesgo para la aparición y progresión de la artrosis como:

–       la edad; la artrosis aumenta a partir de los 45-50 años;

–       el sexo, es más frecuente en mujeres a partir de los 50 años,

–       la obesidad,

–       la actividad física deportiva, por el uso continuado, persistente y repetitivo de una articulación,

–       y la actividad laboral, ya que existe relación entre algunos trabajos y padecer artrosis en una determinada región corporal.

 

Las manifestaciones clínicas de este problema de salud son principalmente: el dolor, que es el síntoma principal; y la rigidez articular.

 

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es la inflamación subaguda o crónica de varias articulaciones de modo difuso, en especial: dedos de manos y pies, tobillos, muñecas, codos y rodillas.

En ocasiones su comportamiento es extraarticular, y dañan diversos órganos y sistemas. Es una enfermedad progresiva e incapacitante, con afectación aditiva de articulaciones.

Mano con artritis reumatoideMano con artritis reumatoide

Por el momento, el origen de esta afección es desconocido, aunque se sabe que tiene una base inmunológica y genética.

Los principales síntomas de esta enfermedad son:

–       dolor de ritmo inflamatorio y que no cede totalmente con el reposo

–       inflamación articular

–       limitación de la movilidad articular por rigidez articular

–       y debilidad muscular y atrofia.

 

También se pueden producir deformidades secundarias que aparecen en fases avanzadas. Son el reflejo del daño estructural global de las articulaciones.

Osteoporosis

La osteoporosis es el proceso metabólico óseo más frecuente y significa literalmente “porosidad ósea”. Es un trastorno esquelético caracterizado por un compromiso de la resistencia ósea que hace que una persona sea más propensa a sufrir fracturas.

osteoporosis

En España, afecta a casi el 50% de las personas mayores de 75 años, es ocho veces más frecuente en las mujeres que en los hombres.

La osteoporosis se produce por un desequilibrio entre la formación y la destrucción ósea, con predominio de esta última.

Existen unos factores de riesgo en el desarrollo de la osteoporosis que permiten efectuar una adecuada prevención antes de que se manifieste la enfermedad. La osteoporosis se ve favorecida por ciertos hábitos alimentarios: aporte insuficiente de calcio, fósforo y sílice; dieta rica en proteínas; déficit de ingesta de vitamina D.

También, el tabaco y el alcohol son factores de riesgo, así como la vida sedentaria (el ejercicio físico es un estímulo para la formación de hueso).

Tabaco, alcohol y sedentarismo

 

 

EL MAGNESIO Y EL SISTEMA MUSCULAR

El déficit de magnesio puede manifestarse con signos a nivel de la musculatura como calambres, espasmos, fasciculaciones, temblor, pero también fatiga y debilidad.

El magnesio participa en una gran cantidad de procesos que afectan a la función muscular. Los músculos y el corazón, no funcionan correctamente si no contienen el suficiente magnesio.

calambre

El calambre o “rampa” es un espasmo breve, brusco e involuntario de un músculo, o de un grupo de músculos, que provoca dolor; es, por tanto, una contracción muscular súbita y dolorosa. Los calambres más habituales son en las piernas y son nocturnos.

Una dieta rica en determinadas vitaminas y el suministro adecuado de minerales (magnesio, potasio…) es altamente recomendable para evitar calambres.

 

En la práctica habitual de deporte

Investigaciones muestran que el ejercicio físico lleva a una redistribución del magnesio en el organismo para cubrir las diferentes necesidades metabólicas. Existen indicios de que un déficit de magnesio produce una reducción de la resistencia y de la adaptación al esfuerzo.

Los complementos alimenticios son fuentes concentradas de nutrientes que pueden ayudarnos a mejorar nuestro bienestar y calidad de vida.

A grandes rasgos, los complementos alimenticios vinculados a la familia de Huesos y Articulaciones de noVadiet, podemos agruparlos de la siguiente forma:

 

AYUDA A LA REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

· Cartirón 60 y 190

· Colager

· Colamag

· Sulmina

 

MITIGA LAS MOLESTIAS ARTICULARES

· Osteartil ampollas

· Osteartil gel para masaje

· Artiul

APORTE DE CALCIO Y MAGNESIO

· Hues-5

· Nesiomag

· Calcimar

noVadiet recomienda una dieta variada y equilibrada, además de un estilo de vida saludable

2 Comments

  1. Buenos días,

    Tengo una molestia en la plata del pie, todavía por definir si espolón o fascitis plantar, y estoy tomando hace una semana Artiul, tres veces al día. Durante cuanto tiempo puedo seguir tomándolo.

    Gracias,

    • En principio no hay ningún tiempo máximo de tomarlo. Después de 2 ó 3 meses te recomendamos que hagas un periodo de descanso.
      Un saludo

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *