Categories Menu

Publicado por el 16 09, 2014 en Salud | sin comentarios

La artrosis

 

Es la artropatía más frecuente en los países desarrollados. Se calcula que más del 70% de los españoles de más de 50 años tienen signos radiológicos de artrosis en alguna localización.

El aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento progresivo de la población hacen prever un incremento considerable de su prevalencia.

ArtrosisLa artrosis es un síndrome resultante de alteraciones mecánicas y biológicas que desestabilizan el normal equilibrio entre la síntesis y la degradación del cartílago articular, predominando la destrucción del cartílago.

Existe una inflamación crónica, siempre presente en la artrosis, que es debida a la presencia intraarticular de micropartículas secundarias a la destrucción del cartílago. Se acompaña de manifestaciones dolorosas e hiperproducción de radicales libres.

Existen pruebas de que los condrocitos producen diversos radicales de oxígeno y de que el deterioro oxidativo puede ser relevante en el proceso. Por este motivo, se postula que moléculas antioxidantes como las vitaminas C, E y D, son beneficiosas en la artrosis.

Las articulaciones que se afectan con más frecuencia son las manos, pies, rodilla, cadera y, menos, la columna vertebral.

Existen unos factores de riesgo para la aparición y progresión de la artrosis como:

–        la edad: la artrosis aumenta con la edad, sobre todo a partir de 45-50 años.

–        el sexo: es más frecuente en mujeres a partir de los 50 años.

–        la obesidad: es más frecuente en los obesos.

–        la actividad física deportiva: el uso continuado, persistente y repetitivo de una articulación puede conducir a lesiones focales de artrosis; es más frecuente en deportistas de alta competición.

–        la actividad laboral: existe relación entre algunos trabajos y padecer artrosis en una determinada región corporal; sobre todo, aquellos que requieren la función continuada de algunas regiones anatómicas durante largos períodos de tiempo. Mineros (lumbar y rodilla), agricultores (cadera), albañiles (acromioclavicular), peluqueras y personas que cosen (dedos)…

Las manifestaciones clínicas de este problema de salud son:

– el dolor, que es el síntoma principal.

– la rigidez articular, que aparece, sobre todo, tras periodos de inactividad (al levantarse por la mañana) y es de duración breve, menos de 30 minutos.

– también puede haber dolor a la presión o al movimiento, deformidad, derrames articulares, quistes subcutáneos (en dedos de las manos), subluxaciones articulares en etapas avanzadas….

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *