Categories Menu

Publicado por el 30 07, 2015 en Salud | sin comentarios

La depuración del organismo

 

Hígado

Hoy vivimos en un entorno potencialmente tóxico. Una toxina es una sustancia o un elemento que es perjudicial para la salud. Las toxinas se encuentran en todas partes y tienen distintos orígenes:

Origen exógeno: el aire (polución ambiental), los alimentos, el agua, el tabaco, el alcohol, las drogas, los medicamentos, exotoxinas microbianas…

Origen endógeno: 

o Productos resultantes de los procesos metabólicos celulares

o Endotoxinas bacterianas.

La acumulación de estas sustancias nocivas en nuestro organismo puede tener consecuencias sobre nuestra salud, en forma de problemas crónicos o agudos

 Puede hacer que nuestros órganos no funcionen correctamente.

 Nos puede hacer sentir más fatigados.

 Puede provocar dolores de cabeza.

 Puede provocar que el cuerpo sea menos receptivo a los tratamientos (ya sean éstos farmacológicos, homeopáticos o fitoterápicos). Y esto ocurre, también, en el tratamiento integral para el control de peso. Por ello, como complemento a toda dieta de control de peso, debemos facilitar la eliminación de sustancias de desecho y toxinas de nuestro organismo.

Afortunadamente, nuestro organismo tiene medios eficaces para la correcta eliminación de estas toxinas. Concretamente, tiene cuatro sistemas de excreción principales para eliminar las toxinas, tanto las ambientales como las secundarias a los procesos celulares del metabolismo.

Sistemas de excreción

 

Algunas toxinas se eliminan directamente a través de uno de estos órganos, pero la mayoría deben pasar por el hígado, donde son procesadas y neutralizadas, para poder ser eliminadas posteriormente.

Más información sobre el hígado en este post.

Puedes encontrar más información interesante sobre depuración en estos artículos sobre Despatic y Kildetox.