Categories Menu

Publicado por el 27 09, 2014 en Herboristería | sin comentarios

Sauce

Salix alba L

Sauce

Este árbol se conoce también con el nombre de Sauce blanco y pertenece a la familia de las Salicáceas.

Se halla en zonas templadas, como el centro y sur de Europa, el norte de África y el oeste asiático aunque, en menor medida, también se puede ver en Norteamérica. Necesita estar en lugares húmedos y no soporta las temperaturas extremas.
Alcanza hasta 25 metros de altura. Sus hojas son aserradas de color gris plateado y miden de 5 a 12 cm. Sus flores crecen en primavera. La corteza es de color grisáceo.

Hipócrates escribió, en el siglo V antes de Cristo, acerca de una sustancia amarga extraída del sauce blanco y que podía calmar los dolores y aliviar la fiebre. Los nativos indios americanos ya la usaban antiguamente para los dolores de cabeza, fiebres, dolores musculares, y reumatismos. Más tarde, en el año 1763, el reverendo Edward Stone comprobó que, efectivamente, el sauce blanco disminuía la fiebre.

Se emplea la corteza como parte activa de la planta. Contiene cantidad de compuestos polifenólicos, principalmente heterósidos fenólicos (1,5-11%): salicósido o salicina, ésteres de salicósidos como salicortina, tremulacina, salirepósido con propiedades similares al ácido acetil-salicílico. Contiene también flavonoides como isosalipurpósido y taninos catéquicos.

L os compuestos salicílicos del sauce producen el efecto analgésico, antitérmico, antiinflamatorio, antirreumático, espasmolítico, antiagregante plaquetario y ligeramente sedante. El salicósido o salicina en el organismo a nivel intestinal se hidroliza en saligenina o alcohol salicílico, un precursor del ácido salicílico y responsable de las acciones de la corteza. El salicósido o salicina actúa en la fase inicial de la inflamación, inactivando la ciclooxigenasa, enzima responsable de la síntesis de prostaglandinas a partir de los ácidos grasos libres.

El sauce está indicado para síndromes febriles en gripe y resfriado, afecciones reumáticas leves y para el alivio de dolores, incluyendo, cefaleas leves. Por su contenido en compuestos salicílicos, las personas con hipersensibilidad a los salicilatos deben restringir su uso.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *