Categories Menu

Publicado por el 16 03, 2015 en Salud | sin comentarios

Limpia tu cuerpo con frutas y verduras

Chica

Para que una maquinaria funcione bien y pueda llevar a cabo su trabajo, es preciso que funcione correctamente cada una de sus piezas. Con el cuerpo humano ocurre lo mismo. Es necesario que cada aparato y sistema que lo forman funcionen adecuadamente, para que el organismo sea “un todo” funcionando de forma correcta que se traduzca en salud y bienestar para la persona.

La unidad más elemental del cuerpo humano es la célula y sus necesidades son las mismas que las del cuerpo humano en su conjunto; es decir, necesita nutrientes, necesita oxígeno y necesita eliminar residuos. Por eso, es importante aportar nutrientes de calidad y oxígeno al organismo para que él sea capaz de eliminar las sustancias de desecho y las toxinas, a través de los órganos y sistemas que tiene para tal fin, y conseguir un cuerpo sano y “en equilibrio”.

El hígado, el intestino, los riñones y la piel, son los órganos depurativos y de limpieza del organismo. Eliminándose a través de la bilis, de la orina, del sudor y de las heces, todo aquello que es innecesario o dañino para el cuerpo.

¿De qué nutrientes de calidad estamos hablando?

–  Ante todo y lo primero es ofrecer una buena hidratación al cuerpo, tenemos que beber litro y medio de agua al día, como mínimo. El beber una cantidad suficiente y adecuada de agua facilita que estén hidratadas todas las células del organismo, y con ello, todos los órganos, y que el medio interno disponga de la cantidad de agua necesaria para que se lleven a cabo todas las reacciones metabólicas necesarias para el buen funcionamiento del organismo. Una buena hidratación facilitará la función óptima de los sistemas depurativos urinario y digestivo, sobre todo. Por no hablar del aspecto hidratado, terso, joven y saludable que ofrecerá nuestra piel.

–  En base a estudios e investigaciones científicas, las distintas sociedades médicas elaboran documentos con consejos y recomendaciones saludables. En cuanto a la dieta adecuada, hay pautas sobre la proporción que tienen que tener los distintos grupos de nutrientes: hidratos de carbono, proteínas y grasas, y sobre las raciones diarias de los alimentos, según el grupo al que pertenecen.

Así, una recomendación muy conocida popularmente, es que hay que consumir 5 raciones al día de frutas y verduras. Por su aporte de vitaminas y minerales (los nutrientes reguladores por excelencia), su aporte de fibra, y su aporte de otras sustancias fitoquímicas de gran importancia, como los antioxidantes, por ejemplo.

La composición de este grupo de alimentos, esta riqueza en agua, en vitaminas y minerales, en fibra y en antioxidantes, hace que las frutas y verduras sean los alimentos depurativos por excelencia y sean indispensables para ayudar al riñón, hígado e intestino en la “limpieza” corporal.